CRISTALIZACIONES Y ABRILLANTADOS

 

 

Servicios 24 horas


En muchos casos nos ha ocurrido, que el agua no fluye como debería y rebosa, vuelve hacia atrás, suelta un mal olor, etc.


El cuidado de las tuberías es imprescindible para que estas cosas no ocurran, en la mayoría de los cosos son simples atascos por acumulación de suciedades derivadas de la rutina diaria, como grasas, en otros casos restos de residuos que se acumulan en zonas mal fluidas y con el tiempo comienzan a acumular sedimentos, en otros simplemente una rotura.


¿Cómo lo solucionamos?

• En muchos casos basta con introducir una manguera con agua a presión para liberar el atasco.
• Otras veces necesitamos abrir para limpiar la zona afectada y repárala.


La mayoría de las veces que hay un atasco en una tubería se produce un desbordamiento y las aguas fecales se esparcen por toda la estancia.


¿Qué hacemos en este caso?

• Aspirar bien la zona con aspiradora de líquidos.
• Limpiar las zonas afectadas.
• Desinfectar.


NO RECOMENDAMOS la utilización de ácidos/bases para desatascar, estos pueden deteriorar aún más las tuberías, crear un accidente en la persona que los utiliza y son perjudiciales para el medio ambiente.

 


Teléfono de emergencias: 881 03 19 85

 



Solicitar presupuesto