S

LIMPIEZA DE FACHADAS

 

Pueden estar formadas por distintos elementos de construcción (cemento, pizarra, azulejo, cristal,…) y son la pieza fundamental que aíslan nuestra edificación de los elementos.
Con el paso del tiempo en las paredes se van acumulando capas de suciedad que lentamente comienza a dañar las superficies o las uniones de los distintos elementos, provocando que empeore la óptica o en el peor de los casos se dañe de tal forma que consiga el desprendimiento de alguna parte.


¿Cómo lo limpiamos y conservamos? – La mayoría de las veces basta con la aplicación de agua a precesión acompañada de productos químicos que faciliten la des incrustación de las partículas de suciedad, recogiendo naturalmente los lodos de limpieza para su posterior reciclado, otras veces la limpieza necesita de medios mecánicos más contundentes para que se libere la suciedad.


La conservación se realiza mediante una imprimación que es aplicada una vez haya sido limpia y seca, por lo que se permite la respiración de los elementos hacia el exterior pero no deja que humedades y suciedades agarren en la fachada.


¿Perioridad? – Según necesidad, en la mayoría de los casos suele hacerse una vez al año para facilitar el cuidado de la fachada.

 

Solicitar presupuesto